Qué hacer durante tu estancia

Hotel Entremontes te aconseja las mejores opciones



Entremontes es un hotel ubicado en el corazón mismo del valle del río Güeña que junto con el valle del río Sella forman uno de los parajes más destacados y emblemáticos del Oriente de Asturias. Estamos en la falda del Parque Nacional de Picos de Europa, desde donde puedes contemplar, como “mirador natural” las costas del bravo Mar Cantábrico.

Corao es un típico pueblo asturiano cargado de leyenda y de paisaje. Pertenece al histórico municipio de Cangas de Onís. Un paseo por Corao significa encontrarse con la arquitectura románica de la iglesia de Santa Eulalia de Abamia o con los restos de la casa de “el alemán de CoraoRoberto Frasinelli o las tradicionales casonas asturianas.

   

   

  

 

 

 

LAS PLAYAS

Es imposible no contemplar la belleza de la costa verde del oriente asturiano, en donde el color esmeralda y las sinuosidades de la caliza han modelado playas y acantilados únicos. Desde nuestra casa, a escasa media hora, puedes apreciar playas agrestes como Vega o S. Antolín o Torimbia en Ribadesella y Llanes respectivamente. La playa de los Picos de Europa Sta. Marina en Ribadesella o enclaves míticos como la playa de Gulpiluri en Llanes. Puedes contemplar en un día de mar gruesa el espectáculo de los bufones en las oquedades de la costa de Llames de Pría o Cuerres. Todas ellas son el lugar idóneo para el disfrute de deporte y descanso.

 

 

 

 

 

 
  
 
 

LA MONTAÑA

La franja prelitoral del oriente de Asturias está salpicada de pueblos que se han acomodado al relieve, generando un paisaje de costa, montaña y población en perfecta armonía. Nos encontramos en la falda de Picos de Europa, Parque Nacional desde 1918, a escasos kilómetros del Parque Natural de Ponga. Estamos rodeados del paisaje de alta montaña de Picos donde podemos contemplar el mítico Naranjo de Bulnes (picu Urriellu) y del bosque reserva de la biosfera: hayedos, robledales, fresnedas, castaños… Además nos podemos acercar a una de las entradas del Parque Nacional: el Real sitio de Covadonga, desde donde podemos subir hasta los 1.000 metros para descansar al lado de los Lagos Y en dirección oeste podemos subir por el desfiladero de Los Beyos, también conocido como desfiladero de El Sella.
 
 
 
 
 
 

 

 

 

ALREDEDORES

CANGAS DE ONIS:

La capital de nuestro municipio, situada en la confluencia de los ríos Güeña y Sella. Durante 57 años capital del reino astur tras la mítica batalla de Covadonga (año 722), por eso en su escudo municipal se lee “Minima urbium, maxima sedium” (la más pequeña de las ciudades, la más grande de las capitales). Destaca su puente “romano” sobre el Sella con un arco central de 21 metros.

ARRIONDAS:

Localidad conocida por ser la salida del descenso internacional de piragüismo. En sus calles principales podemos ver las casonas de indianos y desde su ubicación oeste se sube al mirador de El Fito, con una visión excepcional de la costa oriental asturiana.

 

 

 

 

 

 
  
 
 

ALREDEDORES

RIBADESELLA:
 
Nos encontramos en la desembocadura del Sella, en la meta del descenso internacional de piragua. Ribadesella está considerada como la capital de la Prehistoria ya que tiene arte rupestre único en el mundo en su famosa cueva de Tito Bustillo y en su Centro de Interpretación. Desde su puerto deportivo hasta sus paseos por la playa y la bahía podemos bañarnos en el Cantábrico.
 
LLANES:
 
Una de las capitales de nuestra comarca del Oriente de Asturias. El casco antiguo de la villa llanisca está declarado Conjunto Histórico-Artístico, que contiene un torreón y buena parte de las murallas del S.XIII. Este municipio lleno de arquitectura tradicional, y salpicado de playas de arena blanca recorre toda la ladera de la sierra del Cuera.
 
 
 
 
 
 

  

   

  

  

Deporte, Gastronomía y Cultura



Es difícil no contemplar en nuestra comarca, el oriente asturiano, cumbres desnudas o nevadas, laderas boscosas, valles por donde discurren ríos que bañan las vegas, costas de playas de arena blanca, prehistoria, arquitectura y monumentos enclavados en pueblos y villas llenas de gente con entrañable encanto.

   

   

  

 

 

 

DEPORTE

Entremontes es un hotel ubicado en el centro neurálgico de esta comarca oriental asturiana. La paz, el silencio y la tranquilidad que lo rodean y decoran su entorno natural no están exentos de todo tipo de actividad deportiva. En el río Sella se puede disfrutar de cualquier deporte y actividad acuática: piragua, canoa… En nuestros bosques próximos, repletos de hayedos, castaños, robles… se puede disfrutar de paseos, senderismo, rutas a pie o a caballo, para los más intrépidos las rutas a la alta montaña.

 

 

 

 

 

 
  
 
 

GASTRONOMÍA

La cultura culinaria asturiana es de obligada degustación no sólo por sus productos de primera calidad sino por la cuidada y hogareña elaboración que se pueden encontrar en nuestra comarca oriental. Nuestro visitante no puede dejar de degustar los platos típicos tradicionales desde la fabada asturiana, al pote asturiano o borona. Los pescados de los ríos Sella y Güeña (salmones y truchas), las carnes roxas (rojas) de las vacas de nuestros montes, los productos del Cantábrico completan una variada carta para un buen comensal. Y no debemos olvidar que estamos en la comarca con mayor abundancia de quesos de nuestra región (gamonéu, cabrales, beyos…), todo ello acompañado de una sidra de calidad. El número de sidrerías, bares de tapas o restaurantes es amplio y para todo tipo de gustos y bolsillos. Entre ellos están las tres estrellas Michelín de la comarca.
 
 
 
 
 
 

 

 

 

CULTURA

Nuestro huésped está en el lugar idóneo para reconocer en un radio de escasos kilómetros las etapas de la historia y la cultura no sólo del hombre sino anteriores a él. En los acantilados de Ribadesella puede observar las icnitas jurásicas, cuyo colofón puede contemplarse en el MUJA del municipio de Colunga. El CAR y la cueva de Tito Bustillo de Ribadesella, capital de la prehistoria, representa el exponente de la pintura de los albores de la humanidad. Entremontes se encuentra en mitad de este entorno paleolítico en nuestro municipio cuya capital, Cangas de Onís, fue la primera capital del reino de Asturias tras la decisiva batalla de Covadonga en el 722. Y de fechas posteriores a unos metros de Entemontes su puede contemplar Sta. Eulalia de Abamia que perteneció a un antiguo monasterios que se cree fundado por D. Pelayo. La arquitectura modernista y el estilo inconfundible de las casonas de indianos jalonan nuestros pueblos y villas, salpicados de nuestra arquitectura popular: hórreos, paneras… Además de nuestro paisaje y nuestros vecinos, podemos disfrutar de fiestas de interés turístico internacional como Las Piraguas, escuchar el ritmo saltarín de la gaita, ver el colorido de nuestro folclore o participar en fiestas y deportes tradicionales, como la feria de nuestro pueblo Corao. Y todo ello lo podemos disfrutar aderezado con esa lengua tan sonora como el asturiano del oriente.